Barca-Velha llega al mercado en abril

Después de que el pasado mes de octubre, como medida de precaución y tal como recomiendan las buenas prácticas enológicas tras un nuevo taponado, decidiera aplazar el lanzamiento de Barca-Velha 2011, Sogrape acaba de anunciar que el vino llegará por fin al mercado en abril. Para el presidente de la empresa, Fernando Cunha Guedes, «Entre todos los Barca-Velha, y por todos los episodios que ha supuesto su lanzamiento, 2011 es el mayor símbolo de una apasionada búsqueda de la perfección».

Diez años después de una vendimia excepcional en la región del Douro, Barca-Velha 2011 se presenta, como sus antecesores, mostrando que «¡el vino es el que manda!». La frase es del enólogo Luís Sottomayor, máximo responsable de la decisión de que Barca-Velha viera la luz. «Después del nuevo taponado realizado en septiembre, el vino ha demostrado una excelente evolución, y ya está revelando plenamente su bouquet».

El comentario del enólogo se produjo al finalizar la cata realizada hace días, que dio luz verde al lanzamiento del Barca-Velha 2011, trayendo buenas noticias para sus seguidores: el 2011 ya está aquí, para dar continuidad al sueño de Fernando Nicolau de Almeida, que en 1952 decidió crear un vino tinto del Douro basado en la misma filosofía de calidad y reserva de los Oportos Vintage. En opinión del enólogo Luís Sottomayor, veinte cosechas después, tenemos una edición que hace justicia a su historia, en un homenaje al arte de saber esperar para descubrir «un vino lleno de garra, con una enorme madurez, que refleja a la perfección el terroir del Douro Superior”.

Notas de cata Casa Ferreirinha Barca-Velha 2011 Con un profundo color rubí, Casa Ferreirinha Barca-Velha 2011 presenta un aroma muy complejo, donde destacan las especias como la pimienta, las notas balsámicas, el cedro y la caja de tabaco, los frutos rojos, como la ciruela madura, la pizarra y una madera de gran calidad, bien integrada. En la boca posee una acidez vibrante, muy viva, taninos muy firmes, con notas de especias, frutos negros y sabores balsámicos. El final es extremadamente largo, de gran elegancia y complejidad.

Año vitícola 2011 El año 2011 registró un invierno frío y muy lluvioso, lo que contribuyó a la reposición de las reservas de agua en el suelo. Entre el final de la primavera y el inicio del otoño, el clima fue seco, registrándose dos importantes excepciones, los días 21 de agosto y 1 de septiembre, que sumaron un total de entre 35 y 40 mm de agua en toda la región. El verano agradable y la disponibilidad de agua en el suelo permitieron una maduración de las uvas muy equilibrada.

Cosechas lanzadas de Casa Ferreirinha Barca-Velha: 1952, 1953, 1954, 1955, 1957, 1964, 1965, 1966, 1978, 1981, 1982, 1983, 1985, 1991, 1995, 1999, 2000, 2004, 2008 and 2011.

Mas noticias