Culmen, nuestro número uno

Culmen procede de vides seleccionadas de nuestro viñedo, Viña Lanciano, sobre todo del «Pago El Rincón», una pequeña parcela de apenas 12 hectáreas, situada al pie de la montaña de El Rincón. Se trata de un terroir marcado por su ubicación, al abrigo de las montañas cantábricas y rodeado por el río Ebro, que protege al viñedo de las heladas y los rigores del verano. Los suelos, muy pobres, están compuestos de guijarros aluviales, grava y arena, resultado de las subidas y bajadas del nivel del Ebro a lo largo de los años. En este suelo pobre, las cepas antiguas, con entre 45 y 65 años, se ven obligadas a penetrar sus raíces a gran profundidad, en busca de nutrientes y sales minerales.

Elaborado a partir de una selección de uvas Tempranillo y Graciano, cosechadas a mano, Culmen es un ejemplo de trabajo artesanal más allá del viñedo. Un vino excepcional para degustarse con tranquilidad, que envejeció durante 25 meses en barricas nuevas de roble francés procedente de los bosques de Tronçais y Allier, seguidos de 22 meses en botella.

Combina muy bien con carnes rojas y de caza, así como con otros platos especiados. También es ideal para acompañar postres de chocolate negro. Una auténtica joya para esas comidas que se alargan en buena compañía o como un increíble regalo de Navidad.

2015, una vendimia con una cosecha extraordinaria

Las vides de donde procede Culmen viven en condiciones extremas y se desarrollan lentamente y con rendimientos muy bajos. En 2015, la producción de Tempranillo y de Graciano quedó reducida a 2000 y 3400 kg/ha respectivamente. Esta cosecha destacó por la extraordinaria calidad de los vinos procedentes de zonas más frías con un rendimiento reducido, como el Pago El Rincón.

Tras disfrutar de un clima favorable durante el año, el inicio de la vendimia en nuestro viñedo «Viña Lanciano» fue seco y soleado, con temperaturas agradables que permitieron la maduración ideal de las uvas, con taninos suaves y una gran complejidad e intensidad aromática. Según nuestra enóloga María Barúa, en el Culmen 2015 «destacan las notas de frutos rojos y negros, así como los aromas de violeta, matices de lavanda y un carácter balsámico».

Culmen Reserva 2015, haciendo historia

Como resultado de este cuidado y atención, el Culmen 2015 sigue reuniendo el reconocimiento de los críticos especializados. En junio, el vino fue clasificado con 96 puntos por la aclamadísima revista Wine Spectator. Un preludio que culminó con la elección del Culmen como el mejor vino español en la edición de octubre, después de una cata de 600 vinos por un grupo de expertos.

Con los 97 puntos de la Guía Gourmet y los 95 puntos recibidos del crítico británico Tim Atkin, el Culmen Reserva 2015 hace honor a su nombre, representando el punto culminante de Bodegas LAN.

El reconocimiento de un trabajo exhaustivo, del que estamos orgullosos y sumamente agradecidos.

Mas noticias