El ciclo de crecimiento en Viña Lanciano

Todos los años supervisamos las diferentes etapas del ciclo de crecimiento de la vid en nuestros viñedos de Viña Lanciano. Las condiciones meteorológicas determinan el inicio de algunas de las fases y las tareas que tenemos que realizar en las vides.

Poda de invierno

Entre los meses de enero y febrero, dependiendo del año, empezamos a podar las vides mientras están latentes, es decir, cuando la savia está concentrada en el tronco y no circula por toda la planta. Se trata de un proceso que no se lleva a cabo todo de una vez, ya que normalmente empezamos con una fase de prepoda, que más tarde nos ayuda en la poda. Asimismo, aprovechamos la oportunidad para aplicar una pasta a base de cobre para curar los cortes y evitar que los hongos y las bacterias nocivas penetren en la planta.

Subida de la savia en las vides

Se trata de uno de los momentos mágicos en el viñedo, que no dura más de una semana. En ocasiones es posible observarla, pero tienen que reunirse las condiciones meteorológicas adecuadas para despertar cada una de las plantas. Normalmente tiene lugar entre el final del invierno y el inicio de la primavera. La temperatura del suelo tiene que alcanzar los 10 grados, para permitir que la savia empiece a circular y llegue a las extremidades de la planta, donde aparece como una lágrima. Por eso, en español decimos que la vid «llora» cuando regresa a la vida un nuevo año.

Mas noticias