Framingham & NZ Music Helps – For the now, the new and the next

Framingham & NZ Music Helps: para el presente, el nuevo y el próximo. La Framingham Foundation of Sound se ha unido a NZ Music Helps para cambiar las vidas a través de la música.

Framingham Foundation of Sound es sinónimo de compartir el amor por la música y demostrar el apoyo a la comunidad musical local. De hecho, está ayudando a nuevos artistas y músicos locales, promoviendo eventos, como el Harvest Concert anual y espacios fantásticos, como el Framingham Underground, originalmente una bodega y ahora un gran espacio creativo, escenario de actuaciones improvisadas, y una segunda casa para los músicos locales, que allí pueden reunirse y tocar. Framingham también ha colaborado en una serie de espectáculos musicales, como el divertido tour «Where´s my Room» de Neil y Liam Finn, el Cross-Street Festival y emisiones durante el confinamiento, así como en el The Phoenix Summit, único en el sector de la industria musical.

Durante más de diez años, Framingham ha sido un gran apoyo para la industria musical en Nueva Zelanda, lo que encierra un enorme significado al contribuir a la creación y a la producción del vino.

Así pues, en tiempos como este, en los que nunca ha sido tan difícil para los neozelandeses seguir haciendo música y trabajar en la industria musical, ha llegado el momento de ayudar a quienes están ayudando a nuestra comunidad musical.

Music Helps es una institución benéfica única, que se dedica a cambiar vidas a través de la música. Su intervención marca una gran diferencia y, por ello, Framingham quiere devolverle su ayuda.

En este momento, Music Helps está desempeñando un papel muy positivo en toda Nueva Zelanda, ayudando a mantener la industria en todos los niveles, con ayuda financiera, apoyo personal y asesoramiento, a fin de lograr que nuestra comunidad siga en pie y en movimiento. Se trata de una institución benéfica basada en la acción, que va hasta donde es más importante, participando en proyectos comunitarios ayudando a los músicos a componer y tocar para quienes hacen que todo funcione, ya sea pequeños espacios como el equipo de apoyo. Cuando no se consigue tocar, se necesita toda la ayuda posible. Por ello, la Framingham Foundation for Sound está poniendo su granito de arena, empezando por realizar un donativo económico a la institución por cada botella vendida. Cada dólar es importante y esta colaboración con Music Helps dará más visibilidad a la causa.

Ya existe una película, realizada para contar la historia de esta cooperación y resaltar la importancia de la música neozelandesa para sus habitantes, incluidas algunas sesiones caseras de Framingham.

Y esto es solo el principio. La Framingham Foundation of Sound está centrada en desarrollar esta nueva alianza y en hacer más por nuestra comunidad musical, con más actuaciones y eventos comunitarios que todos esperamos que, en breve, den a los artistas la oportunidad de reunirse y tocar. ¡Music Helps con la Framingham Foundation of Sound para mantener la música viva, alta y orgullosa! Y ese es el deseo de todos.

¡Music Helps con la Framingham Foundation of Sound para mantener la música viva, alta y orgullosa! Y ese es el deseo de todos.

Datos de contacto:

Bridget Glackin Responsable de Marketing de Framingham. bridget@framingham.co.nz

Mas noticias