SANDEMAN enriquece el patrimonio artístico con obras de Mário Belém

La relación de Sandeman con el arte se remonta a sus orígenes, cuando varios artistas fueran invitados a contribuir al universo visual de una marca que siempre ha valorado un enfoque innovador y sofisticado en su comunicación. The Sandeman Gallery es la nueva galería en línea de la marca y constituye una oportunidad de volver a visitar su extraordinario patrimonio, recordando piezas, diseños, pinturas y otros trabajos que forman parte de nuestro imaginario. Más que eso, materializa un compromiso transversal a la marca y más cercano al universo artístico, dando continuidad a la historia a través de las colaboraciones con artistas. Se trata de un camino que Sandeman quiere seguir recorriendo y compartiendo con todos, incorporando el arte que nace de esas colaboraciones en sus productos y comunicaciones.

Y fue en este contexto donde surgió la invitación a Mário Belém para que fuera el autor de una colección de nuevas obras inspiradas en los anuncios y colaboraciones históricas de la centenaria marca de Vino de Oporto. Tras retarle a crear su propia representación visual de Sandeman, el ilustrador digital y artista gráfico se sumergió en el patrimonio iconográfico de la marca para desarrollar obras de arte originales, que se cruzan con los rasgos característicos de su obra y que ahora pueden verse en The Sandeman Gallery.

Una invitación que fue celebrada por el artista urbano: «Sandeman es una marca de Vino de Oporto de referencia para mí, cuyo fuerte componente gráfico forma parte del imaginario colectivo portugués. Acepté sin dudar el desafío de trabajar una marca con este patrimonio e intenté traer el universo artístico del street art a esta colección», comenta Mário Belém.

En esta colección, el artista desarrolló un viaje a lo largo de la historia de la marca, a través de sus ojos. El resultado es un pasaje imaginario compuesto por reinterpretaciones y alusiones, en una evocación iconográfica de elementos de la historia de Sandeman, que recurre a un lenguaje cercano al street art y lleva la historia a la actualidad. La calle como telón de fondo refuerza el mensaje de que el arte no se reduce a las galerías. Una realidad que le es familiar a Sandeman, a la que siempre hemos podido encontrar en carteles, paneles de azulejos, murales y otras intervenciones artísticas públicas.

Cabe recordar que la estrecha relación de Sandeman con el arte ya ha originado colaboraciones con artistas como el conocido Jean d’Ylen o el escocés George Massiot-Brown, autor de la mítica figura de The Don en 1928, con el emblemático sombrero típico de Jerez de la Frontera y la tradicional capa negra que usaban los estudiantes universitarios portugueses. La historia de esta emblemática marca sigue bien viva en las Caves Sandeman y en la Quinta do Seixo, espacios abiertos al público para su visita, y que ahora también está a distancia de un clic en The Sandeman Gallery.

Mas noticias