Sogrape aplaza el lanzamiento de Barca-Velha 2011

Símbolo de una eterna búsqueda de la perfección, Barca-Velha es un vino que se expresa en cada detalle. Un vino alimentado de sueños y certezas, de la ambición de producir lo mejor del Douro y la convicción de que cada edición lanzada supera y dignifica un legado sin igual. Sin embargo, se trata de un vino que, a lo largo de casi setenta años, desafía al Hombre en el arte de saber esperar. La cosecha de 2011, anunciada para finales de 2019, cuyo lanzamiento estaba inicialmente previsto para mayo de 2020, y que finalmente se presentó a la prensa en septiembre de este año, ¡está demostrando ser todo un maestro en este oficio!Ante la dificultad para extraer los tapones originales de las botellas, Sogrape decidió volver a taponar toda la producción de 75 cl de Barca-Velha 2011, buscando así preservar la longevidad del vino y proteger su notoriedad y calidad irreprochable, que entre tanto ya había sido evaluada con nota máxima por la crítica nacional.

Sin embargo, como medida de precaución y como recomiendan las buenas prácticas enológicas, este proceso exigió a la empresa la valentía de aplazar para después de 2020 la comercialización de Barca-Velha 2011, a fin de garantizar que el vino expresara plenamente su tradicional bouquet.

A lo largo de los próximos meses, y como suele suceder con todos los Barca-Velha, el equipo de enología del Douro de Sogrape supervisará atentamente la evolución del vino para poder asegurar una decisión fiable y definitiva en relación con esta cosecha. Porque, como Luís Sottomayor siempre defiende y ahora se confirma: ¡el vino es el que manda!

Mas noticias