Legado 2017: 10 añadas de un vino que exalta la experiencia y la vida

Legado nació con la vendimia del 2008, celebrando lo mejor del Douro y representando un retrato perfecto del terroir de la región. El tinto idealizado por Fernando Guedes, en homenaje a las raíces de Sogrape y al paso del testigo a las generaciones futuras, conmemora ahora 10 cosechas. Legado 2017 nos trae a la memoria la historia que dio origen a un vino, diferente y simbólico, que exalta la experiencia y la vida.

Fernando Guedes, entonces Presidente de Sogrape, hacía mucho que soñaba con un vino capaz de expresar los saberes y la pasión del negocio familiar, que le fueron transmitidos por su padre, y quería transmitir esos valores a las siguientes generaciones.

Fue en el deslumbrante escenario de la Quinta do Caêdo, en Ervedosa do Douro, con sus inigualables bancales prefiloxéricos, donde Fernando Guedes se dio cuenta del potencial de la robustez e intemporalidad de sus viñas viejas para concretizar este sueño y crear un verdadero tributo al sentido de tiempo y lugar.

Desde la primera añada, en el 2008, Legado representa un retrato fiel del Douro, en una expresión máxima de las 8 hectáreas de viñas centenarias, donde los trabajos de viticultura se juntan a la audacia del Hombre con la fuerza del animal y la vendimia manual se extiende por varias etapas en busca del mejor equilibrio.

10 cosechas después, Legado 2017 da continuidad a esta historia, tal como refuerza Fernando da Cunha Guedes, hijo del gran impulsor de esta obra y actual Presidente de Sogrape: “El lanzamiento de una nueva cosecha siempre es un momento de gran simbolismo, por las memorias que despierta, de todo lo que vivimos y aprendimos con mi Padre, para quien Legado fue siempre más que un vino. Su sueño de eternizar en una botella experiencia, conocimiento y pasión continua vivo y celebramos hoy la 10ª añada de este vino tan especial para nuestra familia con una gran emoción”.

Según Luís Sottomayor, enólogo que firma Legado, *“el 2017 fue particularmente caliente y seco, un año en el que el inicio de la vendimia fue de los más precoces de los que hay historia. Estas condiciones se reflejaron en esta cosecha, confiriéndole la excelente intensidad y complejidad aromática que lo caracterizan.” *

“Este nuevo Legado representa un retrato auténtico del terroir de la Quinta do Caêdo, manteniéndose fiel a su estilo de elegancia, harmonía y longevidad, en un vino de extraordinaria calidad fruto de castas ancestrales”, concluye el Director de Enología de Sogrape, responsable de los vinos del Douro y Oporto.

More Press Releases