Sogrape y el INL comparten patente de sensor para controlar la maduración de las uvas

Este proyecto es el resultado de una colaboración continua entre Sogrape y el INL, iniciada en 2015, para explorar las oportunidades de las tecnologías emergentes, como la microelectrónica y la nanotecnología, para el sector vitivinícola.

Sin necesidad de recoger muestras en la viña ni de hacer análisis en un laboratorio, el sensor analiza la luz que es remitida por los tejidos de la uva y que varía según los niveles de azúcares y ácidos orgánicos presentes. Durante la maduración, los niveles de azúcares aumentan y los de ácidos orgánicos disminuyen.

La innovación del diseño reside en la forma de fijación de los sensores en el racimo de uvas y en la capacidad de poder analizar varios frutos al mismo tiempo, lo que permite tener una visión representativa de la variación que existe no solo dentro de cada racimo, sino entre racimos y entre vides en la misma viña, proporcionándoles al viticultor y al enólogo una visión precisa de cómo sucede la maduración en cada lugar, en tiempo real.

La simplicidad del concepto registrado y la utilización de microcomponentes optoelectrónicos de precisión en su construcción, permite prever una comercialización a precios asequibles cuando su producción se haga en serie. La patente está registrada en la Unión Europea, Reino Unido, EE. UU., África del Sur, China y Australia, y está en curso de registro en Nueva Zelanda y Chile.

Hace varios años que el departamento de I&D de Sogrape fomenta alianzas duraderas para acercar la excelencia científica al desarrollo y al progreso del sector vitivinícola. Según António Graça, “esta patente nació de un desafío que le hicimos al INL con base en el sueño de tener una visión más precisa y real de la madurez de la uva”. “Los investigadores del INL respondieron a ese desafío interactuando con nosotros de forma periódica y frecuente. Naturalmente, hubo momentos de apreciación de nuestros vinos que ayudaron a explicar lo que las palabras no consiguen. Así es como nació la invención”, afirma el Director de I&D de Sogrape.

Desde que reveló su propósito, el INL ha trabajado arduamente para cumplir su promesa de convertirse en un centro mundial de nanotecnología. “Con este acuerdo de compartir patente, resultado de 5 años de trabajo conjunto entre el INL y Sogrape, abrimos camino para un plan de exploración de propiedad intelectual más consolidado y llevamos la Internet de las Cosas (IdC) a las viñas – la verdadera “sensorización” in loco”, afirma el Prof. Paulo Freitas, Director General Interino del INL.

Sobre Sogrape

Fundada en 1942 por Fernando Van Zeller Guedes, Sogrape nació para mostrar la calidad de los vinos portugueses al resto del mundo. A partir de un único viñedo en el valle del Douro, centrado en la producción de Mateus Rosé, esta compañía se ha vuelto global, haciendo negocios en más de 120 mercados y en posesión de unas 1600 hectáreas de viñedos en Portugal, España, Chile, Argentina y Nueva Zelanda.

Movidos por el propósito de llevar Amistad y Felicidad a todos aquellos con quienes se relaciona a través de sus grandes vinos, el espíritu de familia y la cultura de equipo de máximo rendimiento que se vive en Sogrape son clave en el camino de éxito que viene construyendo hace casi 80 años.

Bajo el liderazgo de Fernando da Cunha Guedes, actual Presidente y miembro de la tercera generación de la familia fundadora, la empresa líder en Portugal quiere difundir Sograpiness por todo el mundo y afirmarse como un catalizador de cambio positivo en la sociedad, respectando los limites del planeta en la construcción de un futuro más sostenible e inclusivo.

Sobre el INL

El INL, localizado en Braga, fue fundado por los gobiernos de Portugal y España, al abrigo de un marco legal internacional, para realizar investigación interdisciplinaria, implantar y articular la nanotecnología en beneficio de la sociedad. El INL pretende convertirse en el centro mundial de nanotecnología para enfrentar los grandes desafíos de la sociedad. Las actividades de Investigación y Tecnología están enfocadas en seis grupos: Salud, Alimentos, Energía, Medioambiente, Tecnologías de Información y Comunicación y Tecnologías Emergentes del Futuro, que se complementan y facilitan una base para interacciones interdisciplinarias.

More Press Releases