La interacción entre las condiciones atmosféricas y los parámetros de calidad de la uva en Portugal

Las condiciones atmosféricas son un importante modulador de la composición de la uva. Sin embargo, es necesario seguir investigando para comprender mejor esta relación, que es especialmente pertinente en el contexto del cambio climático. El presente estudio evalúa la relación entre la variabilidad interanual de las condiciones atmosféricas (temperaturas medias, máximas y mínimas del aire y total de precipitaciones) sobre los atributos de la calidad de la uva en tres principales regiones vitícolas portuguesas —el Douro, el Dão y el Alentejo—, y se centra en dos de las principales cepas que se cultivan en Portugal (Touriga Nacional y Aragonez/Tempranillo). Se seleccionaron los datos de peso de las uvas, la acidez titulable (AT), el pH, el alcohol potencial (AP), las antocianinas y el índice de fenoles totales (IPT), recogidos en un periodo de dos o tres semanas después del final del envero hasta la madurez tecnológica, desde 1999 en el Douro, 2004 en el Alentejo y 2008 en el Dão.

Los datos meteorológicos se obtuvieron tanto de estaciones meteorológicas automáticas como de una base de datos climática definida en una cuadrícula de muy alta resolución (<1 km) (PTHRES). En un primer lugar, se analizó la influencia de las temperaturas diarias medias, máximas y mínimas del aire (noviembre-octubre) y las precipitaciones totales (de abril a junio y de julio a septiembre) en los parámetros de calidad de la uva mencionados anteriormente para identificar los meses y periodos que poseen una mayor influencia en la composición de la uva. A continuación, se llevaron a cabo diferentes enfoques estadísticos para explorar estas relaciones con mayor profundidad. En la madurez tecnológica, la temperatura estaba negativamente correlacionada con el peso de la uva, la acidez titulable, las antocianinas y el IPT, pero estaba positivamente correlacionada con el pH y el alcohol potencial. Además, los niveles más bajos de peso de la uva y AT (y los niveles más altos de pH) fueron más frecuentes en las regiones más cálidas, mientras que en las regiones más frías se registró justo lo contrario. En la maduración, el alcohol potencial (AP), el índice de fenoles totales (IPT) y las antocianinas no mostraron una tendencia clara entre regiones. Además, se agruparon los parámetros de maduración de cada lugar en dos grupos: años donde el parámetro de maduración era mayor (grupo 1) y años en los que era menor (grupo 2), y se encontraron diferencias significativas en las temperaturas medias mensuales entre ambos grupos.

En general, las temperaturas en el envero y los periodos de maduración (junio-agosto) influyeron más a la hora de determinar la composición de la uva en la cosecha. La influencia de las precipitaciones dependió del lugar y la cepa. Los resultados también apuntan que la composición de la uva en el Alentejo es más sensible a la variabilidad atmosférica, mientras que la Aragonez parece más resiliente que la Touriga Nacional. Estos resultados están basados en una base de datos sistematizada y sin precedentes sobre la calidad de la uva en Portugal, y han servido para desarrollar modelos de previsión de la calidad de la uva, bien para utilizarse operativamente en cada vendimia o bien para evaluar posibles modificaciones en la composición de la uva en respuesta a los cambios climáticos.

Mas noticias